.
Want Wikipedia to look like this?   
Click here to upgrade your Wikipedia experience
Roma | QuickiWiki

Roma

  ES

Overview

Roma
Capital de Italia
Bandera de Roma
Bandera

Escudo de Roma
Escudo

Otros nombres: La ciudad eterna
Lema: «Senatus Populusque Romanus»
"El Senado y el Pueblo de Roma"
Roma
Roma
Localización de Roma en Italia
Coordenadas: 41°54′N 12°30′E / 41.9, 12.5


Coordenadas: 41°54′N 12°30′E / 41.9, 12.5
Entidad Capital
 • País Bandera de Italia Italia
 • Región Flag of Lazio.svg Lacio
 • Provincia Provincia de Roma
Alcalde Ignazio Marino
 • Fundación 29 de junio de 753 a. C. (2767 años)
Superficie  
 • Total 1,285 305 km²
Altitud  
 • Media 37 msnm
Población (2012)  
 • Total 2,796,102 hab.
 • Densidad 2.175,44 hab/km²
Gentilicio Romano/a (en italiano, romani)
Huso horario CET
 • en verano CEST
Código postal 00100 (genérico), del 00121 al 00199
Prefijo telefónico 06
Matrícula RM
Código ISTAT 058091
Fiestas mayores 29 de junio
Hermanada con

París

Patrón San Pedro y San Pablo
Sitio web oficial
Miembro de: Eurocities, Organización de las Ciudades del Patrimonio Mundial
[Editar datos en Wikidata]


Collage Rome - Roma
Collage Rome

Roma (IPA: ['roːma]) es una ciudad italiana, de 2.796.102 habitantes,[1] [2] capital de la provincia de Roma, de la región del Lacio y de Italia.

Es el municipio más poblado de Italia y es la cuarta ciudad más poblada de la Unión Europea;[3] por antonomasia, se le conoce como la Ciudad Eterna, l'Urbe ("la Ciudad") o Città Eterna.

En el transcurso de su historia, que abarca tres milenios, fue una de las primeras grandes metrópolis de la Humanidad. Fue el corazón de una de las civilizaciones antiguas más importantes, que influenció la sociedad, la cultura, la lengua, la literatura, el arte, la arquitectura, la filosofía, la religión, el derecho y la forma de vestir de los siglos sucesivos; fue capital del Imperio romano, que extendía sus dominios sobre toda la cuenca del Mediterráneo y gran parte de Europa, y del Estado Pontificio, bajo el mando del poder temporal de los Papas.

Es la ciudad con la más alta concentración de bienes históricos y arquitectónicos del mundo;[4] su centro histórico delimitado por el perímetro que marcan las murallas aurelianas, superposición de huellas de tres milenios, es la expresión del patrimonio histórico, artístico y cultural del mundo occidental europeo[5] y, en 1980, junto a las propiedades extraterritoriales de la Santa Sede que se encuentran en la ciudad y la Basílica de San Pablo Extramuros, fue incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.[6] [7]

Roma, corazón geográfico de la Religión Católica, es la única ciudad del mundo que tiene en su interior un Estado extranjero, el enclave de la Ciudad del Vaticano:[8] por tal motivo se le ha conocido también como la capital de dos Estados.[9] [10]

Geografía

Roma se encuentra en las riberas del río Tíber; la aldea originaria se desarrolló sobre las colinas que están frente a la curva de este río en la cual surge un promontorio de tierra conocido como la Isla Tiberina.

Territorio

Las siete colinas. - Roma
Las siete colinas.

El territorio del municipio de Roma es amplio, habiendo absorbido áreas que habían estado abandonadas por siglos, en su mayoría plagadas de paludismo y poco aptas para la agricultura, áreas no pertenecientes a ningún municipio: se extiende sobre una superficie de 1.285,31 km² y es el territorio ocupado por una ciudad más grande de Italia[11] y uno de los más extensos en contraste con otras capitales de Europa. Roma gobierna un área que por sus dimensiones es tan grande como, aproximadamente, la suma de los territorios de Milán, Nápoles, Turín, Palermo, Génova, Bolonia, Florencia, Bari y Catania, y es superior a la de municipios como el de Nueva York, Moscú, Berlín, Madrid y París.[12]

La densidad poblacional no es muy elevada, por la notable presencia de áreas verdes dispersas en todo su territorio:[13] Roma representa un caso excepcional en el mundo occidental por la vastedad de áreas verdes que sirven de corona a la ciudad lo cual genera una compenetración entre ciudad y campo.[4] Roma, además, es la ciudad italiana con el más alto número de municipios vecinos: 29 municipios italianos más el enclave de la Ciudad del Vaticano, sumando un total de 30 territorios limítrofes.

El territorio sobre el cual la ciudad ha surgido y sobre el cual se ha desarrollado tiene una historia geológicamente compleja: el substrato reciente está constituido por material piroclástico producido hace 600 o 300 mil años atrás por los volcanes, hoy en día inactivos, ubicados en el área sudeste de la ciudad, el Volcán Laziale que se encuentra en las actuales Colinas Albanas, y al noreste, los Montes Sabatinos. De estos depósitos se forma gran parte de las colinas que abundan en el territorio romano. Sucesivamente la actividad fluvial del Tíber y del Aniene contribuye a la erosión de los relieves y a la sedimentación, caracterizando aún más al terreno. Sísmicamente, Roma está clasificada como una zona 3 (sísmicamente baja), de acuerdo a la Ordenanza PCM n. 3274 del 20/03/2003.[14]

El territorio de Roma, por lo tanto, presenta diversos paisajes naturales y características ambientales: algunos relieves montañosos y colinas (entre ellas las históricas siete colinas), las zonas forestales, el río Tíber y sus afluentes, las marranas o pequeños riachuelos típicos del paisaje urbano, los lagos como el lago de Bracciano y el lago de Martignano así como aquellos artificiales, una isla fluvial (la isla Tiberina), y la costa arenosa del balneario de Ostia, frente al mar Tirreno.

Orografía

Imagen satelital de Roma. - Roma
Imagen satelital de Roma.

El núcleo central y antiguo de la ciudad está constituido por las históricas Siete colinas de Roma: la Colina Palatina, el Aventino, el Capitolio, el Quirinal, el Viminal, el Esquilino y el Celio. La ciudad comprende también otros relieves, entre los cuales el monte Mario, el monte Antenne, el monte Brianzo, el monte de las Joyas, el monte Giordano, el Gianicolo, el Pincio, los montes Parioli, el monte Savello, el monte Sacro y el monte Verde.

Hidrografía

La ciudad, aparte del Tíber, está atravesada también de otro río, el Aniene, que confluye con el Tíber en la zona septentrional del territorio urbano. El Municipio Roma XIII se encuentra frente al mar Tirreno (Roma es el municipio costero más grande de Europa, con alrededor de 20 km de costa[15] ), el Municipio Roma XX sobre los lagos de Bracciano y de Martignano (con su enclave de Polline Martignano, en el Parque natural regional del complejo lacustre Bracciano - Martignano).

Clima

De acuerdo a la clasificación climática de Köppen, Roma posee un Clima mediterráneo, o sea un clima templado de las latitudes medias, con veranos calientes,[16] particularmente suave en el período de la primavera y en otoño.[17]

Las estaciones más lluviosas son la primavera y el otoño, prevalentemente en los meses de noviembre y abril. El verano es caliente, húmedo y tendencialmente seco, mientras que el invierno es generalmente suave y lluvioso, pero con notables e improvistas bajas de temperatura, y raros fenómenos nevicosos de una cierta consistencia.[18] En general, el clima es frecuentemente ventilado, con una prevalencia de vientos septentrionales, como la tramontana y el grecale, y occidentales, como el maestrale, el libeccio y el ponentino, llamado así porque proviene de la zona ponente de la ciudad.

Gnome-weather-few-clouds.svg  Parámetros climáticos promedio de Roma (Aeropuerto de Roma-CiampinoWPTC Meteo task force.svg
Mes Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic Anual
Temperatura máxima absoluta (°C) 19.8 21.2 26.6 27.2 33.0 37.8 39.4 40.6 38.4 30.0 25.0 20.2 40.6
Temperatura máxima media (°C) 11.9 13.0 15.2 17.7 22.8 26.9 30.3 30.6 26.5 21.4 15.9 12.6 20.4
Temperatura media (°C) 7.5 8.2 10.2 12.6 17.2 21.1 24.1 24.5 20.8 16.4 11.4 8.4 15.2
Temperatura mínima media (°C) 3.1 3.5 5.2 7.5 11.6 15.3 18.0 18.3 15.2 11.3 6.9 4.2 10.0
Temperatura mínima absoluta (°C) -11.0 -4.4 -5.6 0.0 3.8 7.8 10.6 10.0 5.6 0.8 -5.2 -4.8 -11.0
Precipitación total (mm) 66.9 73.3 57.8 80.5 52.8 34.0 19.2 36.8 73.3 113.3 115.4 81.0 804.0
Días de precipitaciones (≥ 1.0 mm) 7.0 7.6 7.6 9.2 6.2 4.3 2.1 3.3 6.2 8.2 9.7 8.0 79.4
Horas de sol 120.9 132.8 167.4 201.0 263.5 285.0 331.7 297.6 237.0 195.3 129.0 111.6 2472.8
Humedad relativa (%) 77 75 72 73 71 68 67 66 69 74 78 78 72
Fuente: Servizio Meteorologico [19] [20]

Altitud

La altitud de Roma es de 13 msnm (en la Piazza del Popolo) en lo más bajo hasta los 120 msnm en el monte Mario. El municipio de Roma tiene 1285 km².

Origen del nombre

Existen varias hipótesis sobre el origen del nombre Roma;[21] el nombre podría venir:

  • de Roma, hija de Italio (o de Telefo, hijo de Hércules), esposa de Eneas o de su hijo Ascanio;[22]
  • de Romano, hija de Odiseo y Circe;[22]
  • de Romo, hijo de Emation, al cual Diomedes hace huir de Troya;[22]
  • de Romide, tirano de los latinos, que expulsó a los etruscos de la región;[22]
  • de Rommylos y Romos (Rómulo y Remo), hijos gemelos de Ascanio que fundaron la ciudad.;[23]
  • de Rumon o Rumen, nombre arcáico del Tíber, que tenía raíz etimológica análoga a la del verbo griego ῥέω (rhèo) y del verbo latino ruo, que significan "fluir";[24]
  • de la palabra etrusca ruma, que significaba ubre, y podría por tanto hacer referencia al mito de Rómulo y Remo, o también a la conformación de la Colinas del Palatino y del Aventino;[25]
  • del griego ῤώμη (rhòme), que significa fuerza[26]
  • de Roma, una joven troyana que conocía el arte de la magia, de la cual existen referencias en los escritos del poeta Stesicoro;[27]
  • de Amor, es decir, la palabra Roma si se lee de derecha a izquierda: la interpretación es del escritor bizantino Giovanni Lido, que vivió entre los siglos V y VI.[28]

Historia

Antigüedad

Roma fue fundada, según la tradición, por Rómulo y Remo, ambos amamantados por una loba, el 21 de abril de 753 a. C.,[29]

Previo a la fundación de la ciudad, y también en forma contemporánea a ello, Italia estaba habitada por distintos pueblos: los latinos, que ocupaban la llanura entre el río Tíber y los montes Albanos; el Tíber separaba a los umbros al Sur y los etruscos al norte, al este y sureste del Lacio se encontraba la cadena Apenina que sería el dominio de pastores nómadas emparentados entre sí: los sabinos, samnitas, marsos, volscos, campanos en Nápoles, ausones y oscos. Todavía más al sur, los lucanos y bruttios.

Roma tuvo un gobierno monárquico por un período de 244 años, con soberanos inicialmente de origen latino y sabino, y posteriormente etrusco. La tradición cuenta que hubo siete reyes: su fundador Rómulo, Numa Pompilio, Tulio Hostilio, Anco Marcio, Tarquinio Prisco, Servio Tulio y Tarquinio el Soberbio.[30]

Expulsado de la ciudad el último rey etrusco e instaurada una república oligárquica en el 509 a. C., Roma inicia un periodo que se distingue por las luchas internas entre patricios y plebeyos y continuas guerras contras los otros pueblos de la Italia antigua: etruscos, latinos, volscos y ecuos. Convertida en la población más poderosa del Lazio, Roma lleva a cabo varias guerras (contra los galos, los oscos y la colonia griega de Tarento, aliados de Pirro, rey de Epiro) que le permitieron la conquista de la Península itálica, desde la zona central hasta la Magna Grecia.[31]

El siglo III y el II a. C. estuvieron caracterizados por la conquista romana del Mediterráneo y del Oriente, debida a las tres guerras púnicas (264-146 a. C.) combatidas contra la ciudad de Cartago y a las tres guerras macedónicas (212-168 a. C.) contra el Reino de Macedonia. Fueron instituidas las primeras provincias romanas: Sicilia, Cerdeña, Hispania, Macedonia, Grecia (Acaia), África.[32]

En la segunda mitad del siglo II y del siglo I a. C. se registraron numerosas revueltas, complots, guerras civiles y dictaduras: son los siglos en los que aparece en el panorama político y social Tiberio y Cayo Graco, así como Yugurta, Quinto Lutacio Cátulo, Cayo Mario, Lucio Cornelio Sila, Marco Emilio Lépido, Espartaco, Gneo Pompeyo, Marco Licinio Craso, Lucio Sergio Catilina, Marco Tulio Cicerón, Julio César y Augusto,[33] quien, después de haber sido miembro del segundo triunvirato junto con Marco Antonio y Lépido, en 27 a. C. se convierte en princeps civitatis y le fue conferido el título de Augusto o emperador.[34]

Reconstrucción de la Roma imperial. - Roma
Reconstrucción de la Roma imperial.

Instituido de facto el Imperio, que alcanzará su máxima expansión en el Siglo II, bajo el mandato del emperador Trajano, Roma se confirmó como el caput mundi, es decir, la capital del mundo, expresión que se le había atribuido ya en el período republicano. El territorio del imperio, en efecto, se extendía desde el Océano Atlántico hasta el Golfo Pérsico,[35] y desde la parte centro-septentrional de la Britannia (actual Gran Bretaña) hasta Egipto.

Los primeros siglos del Imperio, en los cuales gobernaron, además de Octavio Augusto, los emperadores de las dinastías Julio-Claudia,[36] Flavia (a los que se debe la construcción del Coliseo, realmente llamado anfiteatro Flavio)[37] y los Antoninos,[38] estuvieron caracterizados también por la difusión de la religión cristiana, predicada en Judea por Jesucristo en la primera mitad del Siglo I (bajo el mandato de Tiberio) y divulgada por sus apóstoles en gran parte del imperio.[39]

En el Siglo III, al acabarse la dinastía de los Severos,[40] comenzó la crisis del principado, a la cual seguiría un período de anarquía militar.

La Muerte de César de Vincenzo Camuccini (Museo de Capodimonte). - Roma
La Muerte de César de Vincenzo Camuccini (Museo de Capodimonte).

Cuando asciende al poder Diocleciano (284), la situación de Roma era grave: los bárbaros asediaban las fronteras desde décadas atrás, las provincias estaban gobernadas por hombres corruptos, zonas enteras de las capitales habían sido destruidas. Para gestionar mejor el imperio, Diocleciano lo divide en dos partes: él se convierte en Augusto o emperador de la parte oriental (con residencia en Nicomedia) y nombra a Maximiano Augusto o emperador de la parte occidental, desplazando la residencia imperial a Mediolanum. El imperio se divide aún más con la creación de tetrarquía: los dos Augustos, de hecho, deberán nombrar dos Césares, a quienes confiaban la parte del territorio y que se convertirían, posteriormente, en los nuevos emperadores.[41]

Un logro decisivo tiene lugar con Constantino, que, luego de numerosas luchas internas, centralizó nuevamente el poder y, con el edicto de Milán del año 313, permitiría la libertad de culto a los cristianos, empeñándose él mismo por darle fortaleza a la nueva religión. Hace construir diversas basílicas, consignó el poder civil sobre Roma al papa Silvestre I y fundó en la parte oriental del Imperio la nueva capital, Constantinopla,[42] la actual Estambul.

El cristianismo se convierte en la religión oficial del Imperio gracias a un edicto emanado en el año 380 por Teodosio, quien fue el último emperador del imperio unificado: luego de su muerte, de hecho, sus hijos, Arcadio y Honorio, se dividieron el imperio. La capital del imperio romano de Occidente pasa a ser en el año 395 Milán y, poco después en el año 402 Rávena[43] más fácil de defender ante el acoso visigodo.

Roma, que no jugaba ya un rol central en la administración del Imperio, fue saqueada por los Visigodos comandados por Alarico (410); reconstruida y adornada profusamente con edificios sagrados construidos por los papas (con la colaboración de los emperadores), la ciudad sufre un nuevo saqueo en el año 455, por parte de Genserico, rey de los vándalos. La reconstrucción de Roma fue dirigida por los papas León Magno (defensor Urbis por haber convencido a Atila, en el año 452, de no atacar Roma) y de su sucesor el Hilario, pero en el año 472 la ciudad fue saqueada por tercera vez (por obra de Ricimero y Anicio Olibrio).

La deposición de Rómulo Augústulo del 22 de agosto de 476 significó el final del imperio romano de occidente y, para los historiadores, el comienzo de la Edad media.[44]

Edad Media

La coronación de Carlomagno. - Roma
La coronación de Carlomagno.

Con el fin del Imperio Romano de Occidente, en Roma tiene lugar un período marcado por la presencia barbárica en Italia y, sobre todo, por la afirmación de la Iglesia en el poder (con el Papa como jefe), que sustituyó al Imperio y derribó el puente que habría unido a la Antigüedad con el mundo nuevo.[45]

Muchas luchas en el ámbito romano y europeo no permitieron la instauración de una estructura política constante en Roma, que pasó por tanto a través de distintas formas de gobierno: fue dominada primero por los Godos y sucesivamente por los Bizantinos.[46] En este período fue llevada a cabo la creación de un ducado romano, cuyos límites correspondían, grosso modo, con la ciudad y el territorio que la rodeaba.[47]

En el año 756, desaparecido definitivamente el rey longobardo Astolfo, Pipino el Breve, rey de los francos, cedió las tierras conquistadas al papa Esteban II, dando nacimiento al Patrimonium Sancti Petri, el Estado Pontificio, del cual Roma se convierte en capital.[48]

La noche de Navidad del año 800, el papa León III corona emperador a Carlo Magno en la antigua Basílica de San Pedro, instituyéndose así el Imperio carolingio: Roma no fue la capital del mismo (ubicada en Aquisgrán), pero fungió como centro religioso del nuevo estado teocrático.[49]

Fresco de Rafael representado al Papa León IV. - Roma
Fresco de Rafael representado al Papa León IV.

Alrededor de la mitad del siglo IX, el papa León IV, después de la incursión sarracena de 846, hace fortificar la Civitas Leonina (que correspondía con la actual Ciudad del Vaticano), confirmando el poder político asumido por los pontífices, que eran protegidos por las familias nobles.[50] Aunque éstas fortificaron sus casas, hasta convertirlas en auténticos castillos: es el período comprendido entre los años 1100 y 1200, período en el cual Roma estrechó sus relaciones con las comunidades asentadas en sus cercanías.[51]

A mediados del siglo XII los ciudadanos romanos instauraron el Municipio Consular (que se asentó en la cima del Campidoglio), rival de la autoridad papal y de la autonomía de los nobles; en este período Roma se abastece de nuevos y eficientes sistemas de defensa.[52]

La Edad Media, además, se caracterizó por las luchas entre las familias nobles ligadas a los Papas y aquellas ligadas al extinto imperio, que frenaron el desarrollo del área central de la ciudad hasta el siglo XVI. Roma, centro político del mundo gracias al poderío de los Papas, se confirmó como ciudad pontificia cuando Bonifacio VIII, en 1300, proclamó el primer Jubileo (evento que reunió en la ciudad alrededor de dos millones de peregrinos); el mismo pontífice, tres años después fundó la Universidad de Roma "La Sapienza".[53]

Pero cuando en 1309 el papa Clemente V se retiró a Aviñón, Roma fue gobernada por las familias nobles en continua lucha recíproca: la ciudad sufre una involución, y en el siglo XV registraba apenas 20.000 habitantes.[54]

La radical transformación de la Roma medieval fue iniciada por el papa Nicolás V, que decide realizar ex novo el nuevo centro de Roma, el centro de la fe cristiana, distinto del centro pagano de la Roma antigua. Abandonó Letrán y concibió la idea de la construcción de la nueva basílica de San Pedro:[55] desde ese momento, por casi cuatro siglos, Roma estuvo bajo el completo dominio de los papas.[56]

Edad moderna

Rudolf Wiegmann, San Pedro y Castel Sant'Angelo, 1834. - Roma
Rudolf Wiegmann, San Pedro y Castel Sant'Angelo, 1834.

Después de la reforma luterana (1517) y al saqueo de Roma por parte de Carlos V (1527), tuvo lugar el Concilio de Trento, culminado en 1563, que confirmó a Roma como capital del Estado Pontificio, aunque si desde aquel momento la figura del Papa disminuye sus influencias sobre la política europea.[57]

El período sucesivo al Concilio de Trento estuvo caracterizado por una renovación urbanística de la ciudad: los nobles y las familias cardinalicias poderosas abandonaron sus palacios en el centro para construirse nuevas moradas sobre las colinas; pero el verdadero artífice de la gran obra de modernización arquitectónica, cultural y económica de la ciudad de Roma, fue el papa Sixto V, pontífice solamente por cinco años (1585-1590).[58] En 1626 fue inaugurada la nueva basílica de San Pedro, emblema del dominio papal.

Este dominio papal fue interrumpido solamente un siglo y medio después, cuando el 15 de febrero de 1798 fue proclamada la República Romana y fue depuesto el papa Pío VI.[59] La nueva forma de gobierno duró solamente un año, entre el descontento general del clero y de los romanos, pero con el ascenso al poder de Napoleón Bonaparte, Roma pasó a formar parte del Primer Imperio francés (1808). El mismo Napoleón encargó al artista Antonio Canova que modernizará a la antigua capital imperial: bajo orden del emperador francés, además, comenzaron las excavaciones arqueológicas (en particular en el Foro Romano) guiadas por el francés Antoine Chrysostome Quatremère de Quincy.[60]

La era napoleónica se concluyó con una serie de encuentros bélicos decisivos, entre ellos la batalla de Leipzig (1813) y la Batalla de Waterloo (1815): Roma fue tomada por Murat (en noviembre de 1813), pero el 11 de abril de 1814 Napoleón liberó al papa Pio VII, hasta entonces encerrado en prisión por los franceses: el pontífice regresa a Roma, imponiendo de nuevo en la capital el dominio papal y devolviendo el entusiasmo a la gente.[61]

Historia más reciente

Monumento nacional a Víctor Manuel II, primer rey de Italia. - Roma
Monumento nacional a Víctor Manuel II, primer rey de Italia.

Roma es la única ciudad de Italia que no tiene memorias exclusivamente municipales; toda la historia de Roma, desde el tiempo de los Césares hasta la actualidad, es la historia de una ciudad cuya importancia se extiende infinitamente más allá de su territorio; de una ciudad destinada a ser la capital de un gran Estado.

Cavour, Discurso al Parlamento de Torino, 25 de marzo de 1861

Luego del Congreso de Viena y del regreso de Pio VII a Roma, la ciudad vivió un periodo turbulento que culminó con la toma de la ciudad y el final del poder temporal de los Papas. En 1849 fue instituida la Segunda República Romana, gobernada por Carlo Armellini, Giuseppe Mazzini y Aurelio Saffi; ésta duró poco menos de cinco meses, a causa de la invasión del ejército francés de Napoleón III comandado por el general Oudinot.[62]

En 1861, luego de la unificación de Italia dirigida por Cavour, comenzaron las presiones del rey Víctor Manuel II contra el papa Pio IX, invitado repetidamente a dejar el poder temporal.[63] Fueron en vano los intentos de numerosos patriotas de anexar Roma al Reino de Italia, y la situación permanece igual hasta el reinado Napoleón III, emperador francés que se oponía a la desaparición del Estado Pontificio. Sin embargo, cuando cae el Segundo Imperio en 1870, Italia no tuvo ya obstáculos y pudo proceder a incorporar al Estado de la Iglesia.

El 20 de septiembre los bersaglieros, dirigidos por el general Raffaele Cadorna, abrieron un boquete en las murallas aurelianas, en los alrededores de Porta Pia, y entraron a Roma: Pio IX fue obligado a retirarse; le fueron concedidos solamente el Vaticano, el Laterano y la villa pontificia de Castel Gandolfo. Roma, por lo tanto, fue incorporada al Reino de Italia, del cual pasa a ser capital.[64]

Luego de la llamada edad giolittiana, que caracterizó los primeros años del siglo XX (en la cual se alternaron los gobiernos de Giovanni Giolitti), y de la primera guerra mundial, concluida en Roma y en Italia con la victoria mutilada denunciada por Gabriele D'Annunzio,[65] la ciudad se encuentra en un clima de desorden e incerteza política que, en 1922, favoreció el ascenso al poder de Benito Mussolini (28 de octubre, a través del golpe de estado conocido como la Marcha sobre Roma).[66] Durante el ventenio fascista, Roma fue el centro de una drástica revolución urbanística deseada y ejecutada por el mismo Mussolini: el duque o duce en italiano hizo destruir varias zonas, numerosos edificios medievales y del siglo XVI, y decreto la apertura de grandes avenidas, como la via dei Fori Imperiali (que pasa al lado del Coliseo romano), el viale Regina Margherita y la via della Conciliazione, que une Roma con la Ciudad del Vaticano, estado independiente instituido el 11 de febrero de 1929 con la firma de los pactos de Letrán.[67]

Nacieron, además, nuevos barrios y nuevos ambientes, como el barrio EUR (construido para albergar la Exposición Universal de Roma de 1942, pero jamás inaugurado a causa de la efervescencia de la Segunda Guerra Mundial), la ciudad-jardín Aniene, la ciudad universitaria de la Sapienza, el foro Mussolini y Cinecittà, un amplia área dedicada a la producción cinematográfica.[67]

En 1940 Italia entró en la Segunda Guerra Mundial; Roma, escenario de ataques y masacres como la que sucediò en la vía Rasella y en las fosas Ardeatinas, después de haber sido declarada por los alemanes como ciudad abierta, fue liberada por los Aliados el 4 de junio de 1944.[68]

Al terminar la guerra, Roma, después del referendum del 2 y 3 de junio de 1946, pasa a ser de nuevo la capital de la República italiana. En los años cincuenta y sesenta la ciudad se desarrolló urbanística y demográficamente y, a partir del Jubileo de 1950, se convierte en uno de los más anhelados destinos turísticos transformándose, en poco tiempo, en la capital mundial de la diversión y del cine, gracias a las numerosas películas de reconocidos directores cinematográficos, particularmente La Dolce Vita de Federico Fellini.[69]

En este período la ciudad se expande en modo vertiginoso: se desarrollaron nuevos barrios y las zonas periféricas, hasta ahora en el campo que rodeaba Roma, fueron urbanizadas. Se construyó la estación ferroviaria de Termini y se construyeron nuevas infraestructuras, como el primer tramo del metro y la Autopista Anular A90 así como los complejos deportivos para los juegos olímpicos de los que Roma fue anfitriona en 1960. El 25 de marzo de 1957, además, se firmaron en Roma los dos tratados que diero inicio a la Comunidad Económica Europea y al EURATOM; desde 1962 hasta 1965 se lleva a cabo en la basílica de San Pedro el Concilio Vaticano II.[69]

Hoy en día, Roma, la ciudad más poblada y grande de Italia, es el centro de la vida política italiana y de la religión católica; en calidad de ciudad capital, goza de especiales poderes administrativos, pasando de ser municipio a ciudad metropolitana.[70]

Símbolos

Escudo de Roma.

La descripción del Escudo de Roma está contenida en el primer artículo de los estatutos municipales:[71]

El emblema del Municipio está constituido por un escudo de forma puntiaguda, de color púrpura, con cruz griega de oro, colocada arriba a la derecha, seguida de las letras mayúsculas de oro S. P. Q. R. dispuestas en banda y en escalado, coronado por ocho florones de oro, cinco de las cuales son visibles

La Loba capitolina.

Otros símbolos de Roma, aparte del escudo municipal, son la loba capitolina, estatua de bronce que representa a la legendaria loba que amamantó a los dos gemelos Rómulo y Remo; el Coliseo, el más grande anfiteatro del mundo romano, reconocido, en el 2007, como una de las siete maravillas del mundo moderno (la única en Europa);[72] la Cupulota, la cúpula de la basílica de San Pedro en el Vaticano, que domina toda la ciudad y simboliza también al mundo cristiano.[73] Fue símbolo de la ciudad durante la antigüedad el águila imperial, efigie militar;[74] también lo fue durante la Edad Media el león, animal emblemático de la supremacía.[75]

El lema de la ciudad es SPQR, en latín Senatus PopulusQue Romanus (el Senado y el Pueblo de Roma), que en la antigüedad indicaba las dos clases que constituían a la sociedad romana, la de los patricios y la de los plebeyos.[76]

Festividades

  • El nacimiento de Roma, el 21 de abril; es la fecha en la cual, de acuerdo a la tradición, Rómulo habría fundado la ciudad (753 a. C.).[77] El 21 de abril se festeja con representaciones en disfraces, eventos musicales y manifestaciones lúdicas;
  • El 1º de mayo, la fiesta de los trabajadores: los sindicatos unidos organizan un concierto gratuito en la plaza Porta San Giovanni in Laterano, al cual asisten centenares de miles de espectadores (alrededor de 1.000.000 en 2008);
  • La Fiesta de la República, el 2 de junio; se desarrolla el tradicional desfile militar a lo largo de la via dei Fori Imperiali que termina en piazza Venezia, frente al Altar de la Patria;
  • La Fiesta de Noantri, se lleva a cabo en Trastevere. Se festeja el primer sábado después del 16 de julio con ocasión del culto de la Virgen del Carmelo.
El centro de Roma - Roma
El centro de Roma

Monumentos y sitios de interés

Monumento a Víctor Manuel II. - Roma
Monumento a Víctor Manuel II.

¡Roma es la capital del mundo! En este lugar se renueva toda la historia del mundo, y siento haber nacido por segunda vez, y haber verdaderamente resurgido, el día que puse pie en Roma. Sus bellezas me han alzado poco a poco a lo alto

Johann Wolfgang von Goethe, Italienische Reise, 1813-1817

Roma se presenta como el resultado del continuo sobreponerse de testimonios arquitectónicos y urbanísticos de diversos siglos, en una compenetración única y sugestiva que muestra la compleja relación que la ciudad ha sostenido con su pasado, en un alternarse de desarrollos caóticos, periodos de decadencia, renacimientos y tentativas, en la edad contemporánea, de modernización del tejido urbano. Una gran cantidad de los bienes culturales del mundo se encuentra en Roma.[78]

Arquitectura religiosa

El Panteón, Iglesia de Santa María de los Mártires. - Roma
El Panteón, Iglesia de Santa María de los Mártires.
San Pedro en el Vaticano. - Roma
San Pedro en el Vaticano.
Archibasílica de San Juan de Letrán. - Roma
Archibasílica de San Juan de Letrán.


Los edificios religiosos de Roma constituyen una parte fundamental del patrimonio monumental de la ciudad capitolina: estos son el símbolo de la importancia cultural, social y artística del componente religioso durante todos los periodos de la historia romana.

Los más importantes edificios sagrados de la Antigüedad fueron los templos: no eran lugares de congregación de los fieles, sino que albergaban únicamente la imagen de la divinidad a los que estaban dedicados. Se estima que en la tardía edad repúblicana de Roma habría cerca de un centenar de templos.[79]

En Roma, hay varios centenares de iglesias cristianas y su historia se entrelaza con la historia religiosa, social y artística de la ciudad. La catedral es la basílica de San Giovanni in Laterano, una de las cuatro basílicas patriarcales o papales junto con la basílica de San Pedro en el Vaticano, la Basílica de San Pablo Extramuros y la basílica de Santa Maria Maggiore.

Las cuatro basílicas formaban parte del así llamado "paseo de las siete iglesias" que los peregrinos debían recorrer a pie y en un único día. Las otras tres iglesias que formaban parte de ese itinerario son la Basílica de San Lorenzo Extramuros, la Basílica de la Santa Cruz de Jerusalén y la basílica de San Sebastiano fuori le mura. Es de destacar igualmente la Basílica de San Andrés della Valle, sede central de la orden de los Teatinos.

Roma es la ciudad con el mayor número de iglesias en el mundo,[80] [81] considerando también el importante número de lugares de culto protestantes, ortodoxos y de otras confesiones cristianas.

Entre 1984 y 1992, en el barrio llamado Parioli, se construyó la mezquita más grande de Europa, que ocupa una superficie de 34.000 m²; así mismo, en el barrio judío se encuentra el Templo Mayor de Roma, completado a principios del siglo XX.

También son muy numerosas las construcciones religiosas funerarias: en Roma están presentes alrededor de sesenta catacumbas, los cementerios subterráneos cristianos del primer siglo después de Cristo; los mausoleos, tumbas de excepcional monumentalidad, adornaban las vías consulares (especíalmente la famosa Vía Appia). No faltaban los sepulcros, hipogeos, necrópolis y tumbas en forma de pirámides, basadas en el modelo egipcio.

Los principales cementerios romanos son el cementerio del Verano, el cementerio comunal y monumental de la ciudad; el cementerio Flaminio, el más grande de Italia; y el cementerio acatólico de Roma (o de los protestantes), establecido en la primera mitad del siglo XVIII para la sepultura de los extranjeros practicantes de otras religiones.

Arquitectura civil

El Coliseo. - Roma
El Coliseo.
El Campidoglio. - Roma
El Campidoglio.
El Quirinal. - Roma
El Quirinal.
La Fuente de Trevi. - Roma
La Fuente de Trevi.
Arco de Constantino. - Roma
Arco de Constantino.

Los edificios civiles de Roma consisten en varios centenares de edificios y otros monumentos que acompañan a la historia de la ciudad a lo largo de sus 28 siglos: de la 'arx Capitolina y las domus (casas) de la antigua Roma a los edificios señoriales de la Edad Media, desde las lujosas villas de la Roma pontificia a las edificaciones modernas que caracterizan la zona EUR y los barrios más recientes.

La Plaza del Campidoglio alberga el edificio Senatorial, sede de representación de la municipalidad de Roma, y el edificio de los Conservadores así como el edificio Nuevo, sede de los museos Capitolinos. Múltiples son los edificios históricos de la ciudad, sede de las familias nobles, cardinalicias y papales que ejercitaron su poder en Roma: entre estos, el palazzo Venezia, el palacio Farnesio, el palacio Colonna y el palacio Barberini.

Después de la anexión de Roma al Reino de Italia, muchos edificios fueron utilizados como sedes de varios órganos del gobierno provincial, regional y nacional, como el palacio del Quirinal, sede de la Presidencia de la República; el palazzo Madama, sede del Senado de la República; el palazzo Montecitorio, sede de la Cámara de los Diputados; el palazzo Chigi es sede del Gobierno Italiano; el palazzo Valentini, sede de la provincia de Roma; el palazzo Koch, sede del Banco de Italia; el palazzo della Consulta, sede de la Corte Constitucional; el Palacio Spada, sede del Consejo de Estado; el Palazzo de Justicia (conocido como el Palazzaccio), sede de la Corte Suprema de Casación, y los varios palacios ministeriales.

También son numerosas las villas y jardines que formaban parte en el pasado de las moradas de los nobles, construidos u arreglados a partir de los jardines urbanos que pertenecían a los personajes sobresaliente de la Roma antigua (las huertas). Las villas urbanas más grandes son la Villa Doria Pamphilj, y la Villa Borghese, la Villa Ada, la Villa Giulia y la Villa Torlonia.

En el transcurrir de su historia plurisecular, Roma fue sede de centenares de teatros y otros edificios dedicados al entretenimiento, como los circos (el circo más célebre fue el Circo Massimo, capaz de albergar alrededor de 250.000 spettatori, récord aún hoy en día sin ser superado) y los anfiteatros (el mayor de los cuales, el Coliseo, se ha convertido en símbolo de la ciudad y emblema cultural mundial).

Roma, además, es abundante en fuentes y acueductos: entre las fuentes monumentales, la mayor parte de las cuales fueron construidas por orden de los Papas al comienzo de la edad moderna, están la fontana de Trevi, la fontana dell'Acqua Felice (o del Moisés), las Cuatro Fuentes, la fuente de la Barcaccia, la fuente de los Cuatro Ríos, la fuente de Neptuno y la fuente de las Naiades.

Los acueductos se construyeron en la Antigüedad: su longitud llegó a medir alrededor de 350 km; en la modernidad los Papas los hicieron restaurar y construyeron algunos otros; los últimos fueron construidos en el transcurso del siglo XX.

El centro de la ciudad también está caracterizado por algunos arcos triunfales antiguos (el arco de Tito, el arco de Septimio Severo, el arco de Constantino) y los restos de varias termas, uno de los principales lugares de reunión durante la Antigüedad (entre éstas, las principales son las termas de Caracalla, las termas de Diocleciano y las termas de Tito).

El Tíber y el Aniene, los ríos que atraviesan la ciudad, están atravesados por más de treinta puentes: en el área urbana, 28 atraviesan el Tíber (entre ellos el puente Milvio, el puente Sant'Angelo y el puente Sisto), mientras que 5 se han construido para atravesar el Aniene, entre los cuales está el puente Nomentano.

Edificios militares

El puente Sant'Angelo lleva al castillo del mismo nombre. - Roma
El puente Sant'Angelo lleva al castillo del mismo nombre.
La pirámide Cestia y la puerta de San Pablo. - Roma
La pirámide Cestia y la puerta de San Pablo.

Los edificios militares de Roma se remontan a los orígenes míticos de la ciudad, cuando Rómulo habría alzado las murallas de la Roma cuadrada, y han jugado un rol importante en todo el transcurrir de la historia de la ciudad, determinando el desarrollo y la defensa de la misma.

Roma es la única capital europea que ha conservado casi completamente el circuito de sus murallas, que pueden dividirse en seis sistemas defensivos distintos (las murallas romuleanas, las murallas servianas, las murallas aurelianas, las murallas leoninas, las murallas Vaticanas y las murallas gianicolenses).

La principal muralla de la ciudad, construida por orden de Aureliano, presentaba 16 puertas, la mayor parte de las cuales coincidía con una vía consular: entre ellas, la puerta San Sebastiano, la puerta San Paolo, la puerta del Popolo y la puerta Pía.

Otras imágenes características de Roma, sobre todo en la época medieval, eran las torres y los castillos, residencias de las poderosas familias baronales que apadronaron la ciudad entre el siglo X y el XIV: Gregorovius afirmó que, en la Edad Media, Roma contaba con alrededor de 900 torres, la mayor parte de éstas destruidas en la segunda mitad del siglo XIII; numerosos castillos han, en cambio, sobrevivido y caracterizan el paisaje de la campiña romana.

Después de la unificación de Italia, la ciudad pasa a estar protegida por un campo atrincherado compuesto por quince fuertes que formaban un anillo de alrededor de 40 km.

Otras edificaciones

Plaza España. - Roma
Plaza España.
Plaza Navona. - Roma
Plaza Navona.
Plaza de San Pedro y la columnata de Bernini. - Roma
Plaza de San Pedro y la columnata de Bernini.
Columna aureliana. - Roma
Columna aureliana.

Las principales plazas de Roma, nacidas durante el Renacimiento o el periodo barroco, tienden a dar testimonio de la capacidad creativa de un ideal de vida armonioso entre la exaltación humanística y las concesiones sobrenaturales.[82] Entre las más célebres plazas romanas, se encuentran la plaza de España, la plaza Navona, la Plaza del Popolo, la plaza della Repubblica, la plaza Venezia, la plaza Colonna, la plaza Farnese, el largo di Torre Argentina, el Campo de' Fiori y la Plaza de San Pedro.[83]

Entre las principales vias del centro de la ciudad, están via del Corso, via del Babuino y via di Ripetta, que forman el llamado Tridente de Roma; la via dei Fori Imperiali, también llamada via del Imperio; la via Veneto, muy célebre en los años sesenta; la via Condotti, la principal calle de compras; la via Margutta, la calle de los artistas; la via Nazionale, inaugurada luego de la unificación; la via della Conciliazione, que conecta al Estado italiano con la Ciudad del Vaticano.[84]

Roma es la ciudad que conserva el mayor número de obeliscos: muchos se remontan a la Edad Imperial, cuando los obeliscos eran transportados directamente de Egipto; otras fueron realizados por los romanos, que usaban el mismo granito de los obeliscos egipcios. La mayor parte de estos fue restaurada por orden del papa Sixto V.[85]

Desde la Antigüedad, las calles, las plazas y los edificios de Roma se adornan con estatuas de distintos tipos (ecuestres, estatuas en pie, estatuas sentadas o bustos, por ejemplo). Antiguamente se les atribuía un poder casi místico, en grado de proteger al pueblo romano y representar la concesión de los dioses. Particulares y características son las estatuas que hablan (entre ellas Pasquino y la estatua del Babuino), a través de las cuales el pueblo, con sátiras y escritos cínicos que colocaba anónimamente en sus pedestales, expresaba su malestar ante aquel que tenía el poder en la ciudad.[86]

En Roma, en el transcurso de sus siglos, se han erigido numerosas columnas con intención conmemorativa; entre las 14 que todavía existen se encuentran la columna de Marco Aurelio y la columna de Trajano.[87] Entre las principales columnatas de la ciudad, la más conocida es probablemente la que realizó Bernini en el siglo XVII.

Sitios arqueológicos

El foro romano. - Roma
El foro romano.

Por su abundancia de sitios y restos arqueológicos, Roma es un verdadero museo al aire libre.

La cuna de la historia de Roma es el Palatino, debajo del cual se encuentran el Foro Romano, los Foros Imperiales y los Mercados de Trajano, los centros de la vida política, económica, religiosa y social del mundo antiguo.[88]

A poca distancia se encuentra el Coliseo, el monumento que sirve de símbolo a la Antigua Roma; sobre la cercana colina Oppio se encuentran los restos de la Domus Aurea, la casa de oro de Nerón.[89]

Caminando de la Piazza Venezia hacia el río Tíber se encuentran la Cripta Balbi (parte del antiguo teatro de Balbo), el Teatro de Marcelo con los templos del área de Sant'Omobono y el área sagrada de Largo di Torre Argentina (donde asesinaron a César).[90]

Otros sitios arqueológicos presentes en la ciudad son la basílica subterránea de Porta Maggiore, las Termas de Caracalla,[91] los restos de San Clemente, el Audito de Mecenas y la casa romana de Celio, debajo de la Basílica de San Juan y San Pablo.[92]

Fuera del centro urbano se encuentran las excavaciones de Ostia;[93] el mausoleo de Cecilia Metella, el Castrum Caetani, la Tumba de los Escipiones y la villa de los Quintili sobre la via Appia Antica;[94] la villa de Livia en Prima Porta;[95] el área arqueológica de Veyes, con el santuario etrusco del Apolo[96] y el Parque de las Tumbas de la Via Latina.

Áreas naturales

El Jardín del Lago y el Templo de Esculapio en Villa Borghese. - Roma
El Jardín del Lago y el Templo de Esculapio en Villa Borghese.

Con alrededor de 52.000 hectáreas de área agrícola, Roma es la ciudad más verde de Europa.[97] Más allá de las villas históricas hay otras muchas áreas verdes, sin contar los terrenos dedicados a la agricultura en las zonas más periféricas.

Las áreas protegidas cubren un total de 40 000 hectáreas y son una realidad reciente, comenzada con la institución del Parque regional urbano del Pineto en 1987 y del Parque natural regional Appia Antica el año siguiente; en 1997 nace el ente regional Romanatura, que aumentó notablemente el número de zonas protegidas.

La inmensa área rural, en parte llana y en parte plena de colinas, que se extiende alrededor de la ciudad de Roma se llama agro romano, que se diferencia del campo italiano por cuanto está contenido en el territorio municipal.[98]

Se hallan en el interior del territorio municipal de Roma algunos parques regionales y reservas naturales, entre las cuales están el Parque natural regional Appia Antica, la Reserva natural de la Marcigliana, la Reserva Natural de Decima-Malafede, la reserva natural del litoral romano y el área marítima protegida de las Secche di Tor Paterno.

Con el nuevo plan regulador, Roma tiende a aumentar el territorio total destinado a las áreas verdes hasta llevarlo a dos tercios de la ciudad.[99] Áreas verdes específicas están destinadas al Jardín Botánico de Roma y a la Rosaleda Municipal de Roma.

Sociedad

Evolución demográfica

Con sus más de 2.765.000 habitantes, Roma es el municipio más poblado de Italia. En el contexto de la Unión Europea, el municipio de Roma ocupa el cuarto puesto en términos de población, después de Londres, Berlín y Madrid. Incluyendo también a quienes viven en poblaciones limítrofes pero trabajan en Roma, a los militares, estudiantes, residentes del Vaticano y parlamentarios, el total de los habitantes de Roma alcanza la cifra de casi 4.000.000 de personas.[2] [4] [100]


Gráfica de evolución demográfica de Roma entre 1861 y 2011
Fuente ISTAT - elaboración gráfica de Wikipedia

Composición étnica y minorías extranjeras

Roma es el municipio italiano con el mayor número de residentes extranjeros:[101] al 31 de diciembre de 2009 eran en total 268.996,[102] provenientes de 182 países distintos (entre los cuales 9 de ellos son ciudadanos del Vaticano), casi el 10% del total de la población. Los inmigrantes más numerosos en Roma son: los rumanos (65 099), los filipinos (26 933), los polacos (12 679), quienes provienen de Bangladés (12 154), los peruanos (10 530), los chinos (10 283), los ucranianos (9622), los ecuatorianos (7.279), los egipcios (6679) y quienes provienen de Sri Lanka (5788).

SENATVS·POPVLVSQUE·ROMANVS, en el arco de Tito. - Roma
SENATVS·POPVLVSQUE·ROMANVS, en el arco de Tito.

Lenguas y dialectos

El latín fue la primera lengua de Roma; sufrió la misma evolución y trasformación que la ciudad: primero sólo era hablado en la Urbe (con pocas variedades dialectales, por ejemplo, en Falerii y Palestrina), sufrió una influencia del etrusco y sobre todo del griego. Sucesivamente el latín siguió la expansión de Roma por la península italiana y en todo el Imperio, hasta sufrir, junto con la institución política, una fase de decadencia. En la época medieval se confirmó como lengua oficial de la Iglesia de Roma y como la lengua culta e internacional de la Europa occidental.[103]

El idioma utilizado comúnmente por la población, además del italiano que es la lengua oficial de Italia, es el romanesco, considerado un dialecto en la tradición filológica italiana, que, como la mayor parte de los dialectos italianos, no tiene ningún carácter oficial. Se formó en la Edad Media, originalmente era afín a los dialectos meridionales, para luego sufrir una influencia del florentino durante el Renacimiento, que lo hizo más similar al modo de hablar propio de la Toscana.

El romanesco, como todas las lenguas, ha evolucionado con el tiempo (Giuseppe Gioachino Belli, en la primera mitad del siglo XIX, usa formas lingüísticas que no eran utilizadas por Trilussa a principios del siglo XX), y desde comienzo del siglo XX se ha difundido también en otras zonas de Lazio, como consecuencia del crecimiento demográfico.

Entre las mayores creaciones literarias en dialecto romanesco son notables los poetas ya citados Gioachino Belli y Trilussa, aunque también Cesare Pascarella. Muchos actores han contribuido y contribuyen a la expresión teatral y cinematográfica del romanesco moderno: entre estos, Aldo Fabrizi, Alberto Sordi, Nino Manfredi, Gina Lollobrigida, Anna Magnani, Gigi Proietti, Gabriella Ferri, Enrico Montesano y Carlo Verdone.

Religión

Virgilio deja [aquí] entrever una percepción de Roma como espacio eternamente sagrado, elegido ya por los dioses en aquella era mítica casi impensable, antes de que Roma fuese Roma.

Mary Beard, Los espacios de los dioses, las fiestas en Roma antigua[104]

No obstante los orígenes indoeuropeos, la religión romana, ligada a la historia y a las tradiciones de la ciudad desde sus orígenes, presenta características propias, debidas a la mentalidad histórica, jurídica y política típica de la sociedad romana.

Las divinidades, a diferencia de las griegas, no tenían una existencia autónoma; la religio no estaba circunscrita a los mitos o las reflexiones teológicas, sino que era un instrumentum regni: ya desde la fase arcáica de la historia romana, de hecho, las instituciones religiosas no eran distintas de las políticas.

La estatua de San Pablo, copatrono de Roma, de frente a la basílica de San Pedro en el Vaticano. - Roma
La estatua de San Pablo, copatrono de Roma, de frente a la basílica de San Pedro en el Vaticano.

Al lado de las divinidades principales (Júpiter, Juno, Minerva, Vesta, Marte), había algunos espíritus proctectores antropomorfizados. La religión romana se caracterizaba también por un ciclo de fiestas anuales, ligado exclusivamente a la ciudad de Roma; sin embargo, con la expansión del Imperio, se difundieron en Roma numerosas nuevas religiones y cultos mistéricos, provenientes sobre todo de Oriente.

En el siglo I, como sucede en los centros más importantes del Imperio, se difunde rápidamente también el cristianismo: inicialmente considerado una secta judáica, los cristianos, pertenecientes a todos los estratos de la sociedad, tenían su propia organización (la Iglesia, asamblea de Dios[105] ), con un obispo como jefe (posteriormente llamado Papa), de los cuales se considera fue el primero el apóstol Pedro.

Luego del Edicto de Milán del año 313 y del edicto de Tesalónica del año 380, el cristianismo se confirmó como la religión del estado y la Iglesia de Roma estableció una relación con las instituciones políticas que caracterizó a los siglos sucesivos.

Roma, durante siglos destino de peregrinaje de numerosos fieles, es sede de la diócesis homónima y alberga en su interior al estado de la Ciudad del Vaticano, gobernado por el obispo de Roma, que por tradiciones de la misma iglesia es siempre el obispo reinante. Más allá del catolicismo, en Roma están difundidas el islamismo y algunos otros cultos cristianos; en la ciudad, además, desde la tardía edad republicana se halla una abundante comunidad hebráica.[106]

Trastevere, subida de Sant'Onofrio. - Roma
Trastevere, subida de Sant'Onofrio.

Tradiciones y folclore

Una de las principales celebraciones de la tradición popular romanesca fue, del siglo XV al XIX, el carnaval, reinsertado por la municipalidad de Roma, si bien en forma muy distinta, en el 2010. Sus orígenes se remonta a los Saturnales de la Antigua Roma, caracterizados por divertimientos públicos, bailes y el uso de máscaras.[107] Los juegos carnavalescos se desarrollaron a partir del siglo X sobre el monte Testaccio; un siglo después, el papa Paulo III decidió que el carnaval se desarrollara en via Lata, que hoy en día es la actual Via del Corso. Entre las máscaras típicas del carnaval romano se encuentran la de Rugantino, Meo Patacca y el General Mannaggia La Rocca.[108]

Roma es una ciudad rica en tradiciones, mitos, leyendas, disfraces y folclore, ya desde la Antigüedad y a lo largo de toda la Edad Media, edad en la cual florecieron múltiples relatos populares, en los que la esfera religiosa se unía al mundo mágico, lo sagrado se combinaba con lo profano.

Una costumbre folclórica romana actual son las inmersiones en el Tíber durante las celebraciones de Año Nuevo. Osados clavadistas se sumergen en sus frías aguas, costumbre publicitada internacionalmente por los medios de comunicación.

Por sus características peculiares, una de las zonas de Roma en la que todavía es posible rastrear fragmentos y estímulos de la cultura popular es el pintoresco barrio de Trastevere, con sus caminos estrechos, sus trattorias, sus iglesias medievales y su colina llamada Gianicolo;[109] es justamente en Trastevere que surge el Museo del Folklore y de los Poetas Romanescos, que alberga documentos de la vida cotidiana y de las tradiciones romanas, entre las cuales están las acuarelas de Ettore Roesler Franz sobre la Roma desaparecida.[110]

En el barrio Europa, además, se encuentra el Museo Nacional de las Artes y las Tradiciones Populares, que recoge material tradicional y folclorístico-popular proveniente de toda Italia.

La sede de la FAO en la via de las Termas de Caracalla. - Roma
La sede de la FAO en la via de las Termas de Caracalla.
Roma bajo la lluvia - Roma
Roma bajo la lluvia

Instituciones, entes y asociaciones

La ciudad es el centro de muchas instituciones financieras (bancos y aseguradoras), de centros de producción televisiva, de empresas de moda y de publicidad pero sobre todo de la industria cinematográfica.

Roma es también la sede de algunas agencias internacionales de las Naciones Unidas, como el Programa Alimentario Mundial (PAM), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y el Fondo Internacional del Desarrollo Agrícola (IFAD); en la ciudad tiene sede el colegio de defensa de la OTAN. La capital italiana, además de los tratados que en 1957 han establecido la CEE y la Euratom, ha albergado también la firma oficial del tratado para la constitución europea (29 de octubre de 2004) y la estipulación de los estatutos de la Corte Penal Internacional.

Siendo capital de la provincia de Roma, de la región de Lazio y capital de la República Italiana, Roma alberga, más allá de las sedes comunales, las varias sedes del gobierno provincial, regional y nacional, sin contar con el Estado Mayor del Ejército, el Estado Mayor de la Marina, el Estado Mayor de la Aeronaútica Militar y el Estado Mayor de la Defensa.

En el barrio llamado Tiburtino tiene su sede el Instituto Superior de Sanidad, que opera al servicio del Ministerio de la Salud; entre los principales hospitales romanos se encuentran el archihospital del Santo Espíritu en Saxia, el hospital pediátrico Bambino Gesù (perteneciente al Vaticano), el hospital San Filippo Neri, el hospital San Gallicano, el policlínico Agostino Gemelli (de la Universidad Católica) y el policlínico Umberto I, el hospital público más grande de Italia.[111]

Calidad de vida

Villa De Sanctis en el Casilino. - Roma
Villa De Sanctis en el Casilino.

De acuerdo a una encuesta realizada por el Departamento de Estadística de la municipalidad de Roma en el 2007, la calidad de vida de los ciudadanos romanos en general es muy buena:[112] no obstante, la capital muestra varios puntos débiles. Entre ellos, emergen los problemas de tráfico, de contaminación ambiental y acústica, causados por el creciente uso de medios de transporte privados; el entorno urbano padece la presencia de la colocación abusiva de carteles publicitarios[113] además de la presencia de grafitis vandálicos.[114] [115] Otro problema está relacionado con los servicios municipales, a veces dificilimente accesibles, sobre todo para los ancianos.[112] Entre los aspectos positivos, emergen la satisfacción de los ciudadanos de vivir en Roma, gozando cotidianamente del patrimonio histórico y arqueológico de la ciudad, de su belleza monumental, artística y cultural, del clima agradable, de la cercanía con el mar y con el centro de la cristiandad, de las muchas oportunidades de estudio y formación, de los varios complejos deportivos y de los grandes espacios verdes.[112]

De acuerdo a un estudio sobre la calidad de vida realizado en el 2010 por la sociedad de consejería Mercer, Roma ocupa el puesto 54; en la clasificación de las ciudades más ecológicas juzgada en base a la disponibilidad y potabilidad del agua, al manejo de los residuos, a la calidad de la red de cañerías, a la contaminación atmosférica y al tráfico.

De acuerdo a un estudio sobre la Inseguridad y degradación de las periferias urbanas realizada en el 2009 por el departamento de innovación y sociedad de la Sapienza para el Observatorio Regional para la Seguridad y la Legalidad, un romano de cada dos considera que la periferia es peligrosa, preocupados sobre todo por la criminalidad y los accidentes de tránsito. La mayoría de los romanos entrevistados, además, resalta que en la ciudad hay zonas inseguras, a las que es mejor no ir.[116]

Centro histórico de Roma, los bienes de la Santa Sede situados en la ciudad que se benefician de los derechos de extraterritorialidad y San Pablo Extramuros
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.
Roma San Paolo fuori le mura BW 1.JPG
San Pablo Extramuros.
Coordenadas 41°53′24.8″N 12°29′32.3″E / 41.890222, 12.492306
País Flag of Italy.svg Italia
Flag of the Vatican City.svg Ciudad del Vaticano
Tipo Cultural
Criterios i, ii, iii, iv, vi
N.° identificación 91
Región Europa y
América del Norte
Año de inscripción 1980 (IV sesión)
Año de extensión 1990
Bienes inscritos por la UNESCO
Código Nombre País Año Coordenadas
91-001 Centro histórico de Roma Italia 1980 41°53′24.8″N 12°29′32.3″E / 41.890222, 12.492306
91-002 Complejo de San Juan de Letrán (Basílica, Palacio Apostólico, edificios anejos, Escalera Santa) Italia 1990 41°53′9.4″N 12°30′24.1″E / 41.885944, 12.506694
91-003 Complejo de Santa María la Mayor (Basílica y edificios anejos) Italia 1990 41°53′50.2″N 12°29′56.7″E / 41.897278, 12.499083
91-004 Palacio de San Calixto, en el Trastevere Italia 1990 41°53′22.5″N 12°28′12.7″E / 41.889583, 12.470194
91-005 Palacio de la Cancillería Italia 1990 41°53′48.4″N 12°28′18.5″E / 41.896778, 12.471806
91-006 Palazzo di Propaganda Fide, en la Plaza de España Italia 1990 41°54′14.6″N 12°29′1.6″E / 41.904056, 12.483778
91-007 Palazzo Maffei (Palacio de la Piña) Italia 1990 41°53′49″N 12°28′39.9″E / 41.89694, 12.477750
91-008 Palazzo dei Convertendi Italia 1990 41°54′10.7″N 12°27′38.5″E / 41.902972, 12.460694
91-009 Palazzo detto dei Propilei Italia 1990 41°54′9.7″N 12°27′32.5″E / 41.902694, 12.459028
91-010 Palacio Pío Italia 1990 41°54′10.4″N 12°27′49.8″E / 41.902889, 12.463833
91-011 Edificios en el Janículo Italia 1990 41°54′53.1″N 12°27′29.6″E / 41.914750, 12.458222
91-012 Palacio del Santo Oficio Vaticano 1990 41°54′3.7″N 12°27′21.9″E / 41.901028, 12.456083
91-013 Basílica de San Pablo Extramuros Italia 1990 41°51′31.6″N 12°28′34.6″E / 41.858778, 12.476278

Museos

Entre los museos romanos hay que citar:

Deportes

Roma fue la sede de los Juegos Olímpicos de 1960 y la sede de la Copa Mundial de fútbol de 1934 y Copa Mundial de fútbol de 1990 organizadas por la FIFA, de la Eurocopa 1968 y la Eurocopa 1980 organizadas por la UEFA.

También es un importante torneo de tenis el Masters de Roma al que suelen acudir los mejores jugadores del mundo.

Equipo Deporte Estadio Creación
AS Roma Football pictogram.svg Fútbol Estadio Olímpico de Roma 1927
Società Sportiva Lazio Football pictogram.svg Fútbol Estadio Olímpico de Roma 1900
Rugby Roma Olimpic Rugby union pictogram.svg Rugby Stadio Tre Fontane 1930
SS Lazio Rugby Rugby union pictogram.svg Rugby Acquacetosa Roma 1927
Pallacanestro Virtus Roma Basketball pictogram.svg Baloncesto PalaLottomatica 1960

Comunicaciones

La red radial de comunicaciones de Italia converge en Roma, con autopistas Milán–Roma–Nápoles, Roma–Civitavecchia y Roma–L'Aquila-Teramo. La ciudad es también el centro de la red de ferrocarriles nacionales e incluye en su área urbana numerosas estaciones, como la estación Termini, Tiburtina, Ostiense, Trastevere, Quattroventi, San Pietro, Tuscolana, etc.

La ciudad tiene dos aeropuertos internacionales, el Aeroporto Intercontinentale Leonardo da Vinci en Fiumicino y el Aeroporto Giovanni Battista Pastine en Ciampino, un helipuerto y aeropuerto menor para vuelos turísticos, el Aeroporto dell'Urbe.

La navegación fluvial del río Tíber es posible en el centro de la ciudad, por medio de un servicio regular de navegación que tiene varios puntos de embarque alrededor de la isla Tiberina. El puerto fluvial, al que sólo tienen acceso embarcaciones de muy pequeño calado, no reviste importancia económica.

El Metro de Roma (Metropolitana di Roma) operado por ATAC se compone de dos líneas de metro propiamente dicho (A y B) de una longitud total de 38 km, además de otras dos líneas suburbanas y de una línea de metro ligero.

Ciudades hermanadas

Roma está hermanada de modo exclusivo y recíproco con:

  • Bandera de Francia París, Francia, desde 1956. (fr) «Seule Paris est digne de Rome; seule Rome est digne de Paris» (it) «Solo Parigi è degna di Roma; solo Roma è degna di Parigi». En español: «Sólo París es digna de Roma; sólo Roma es digna de París».

Roma también tiene relaciones de hermanamiento particulares con:

y acuerdos internacionales con:

Véase también

Referencias

  1. Istituto Nazionale di Statistica d'Italia (en italiano). Consultado el 17 de diciembre de 2012
  2. a b De acuerdo al censo demográfico realizado en Roma, en mayo de 2011 los habitantes de la ciudad eran 2.770.822; cfr. «Censo demográfico - Roma». Consultado el 14 julio de 2011.
  3. Cutrufo, 2010, p. 84.
  4. a b c «Roma, un caso único: en la Historia, en el presente».
  5. «Roma, Centro Histórico». Consultado el 21 de abril de 2010.
  6. «UNESCO - Centro histórico de Roma». Consultado el 23 de agosto de 2010. (en inglés)
  7. En 1990 fue hecha por la Unesco una ampliación y se incluyeron los bienes comprendidos dentro de las murallas de Urbano VIII.
  8. «Ciudad del Vaticano». Consultado el 20 de septiembre de 2009.
  9. «Discurso del Presidente Ciampi». Consultado el 29 gennaio 2010.
  10. «Las instituciones saludan a Benedicto XVI». Consultado el 29 de enero de 2010.
  11. «Superficie de Roma y de sus municipios». Consultado el 24 de septiembre de 2009.
  12. Superficie de Nueva York: 1.214,4 km²; Moscú: 1.081 km²; Berlín: 892 km²; Madrid: 607 km²; París: 105,4 km²
  13. «Áreas verdes del municipio de Roma». Consultado el 23 de agosto de 2010.
  14. «Clasificación sísmica de los municipios italianos». Consultado el 24 de septiembre2009. PDF
  15. «Puerto de Fiumicino».
  16. «Clasificación de los climas de Köppen». Consultado el 24 de septiembre de 2009. PDF
  17. La expresión romana ottobrata (octubrada) sirve para referirse al típico día soleado y relativamente caliente de octubre.
  18. «Historia de la nieve en Roma».
  19. «ROMA/CIAMPINO (Roma) 105 m. s.l.m. (a.s.l.)» (en inglés). Atlante Climatico. Servicio Meteorológico Nacional de la Fuerza Aerea Italiana. Consultado el 24 de Abril de 2013.
  20. «Ciampino Tabella CLINO: Stazione 239 Roma Ciampino (periodo 61-90)» (en italiano). CLINO 61-90. Servicio Meteorológico Nacional de la Fuerza Aerea Italiana. Consultado el 24 de Abril de 2013.
  21. Rendina, 2007, p. 17.
  22. a b c d La hipótesis fue formulada por algunos historiadores antiguos de lengua griega y difundidas por Plutarco.
  23. La hipótesis es una variante de la leyenda troyana. El nombre habría sido tomado de los fundadores de la ciudad, a pesar de que el verdadero fundador de la ciudad fue sólo uno de los gemelos; cfr. Rendina, 2007, p. 17.
  24. Hipótesis formulada por Servio Mario Onorato: Roma tendría por significado "ciudad del río".
  25. Las dos colinas son comparables por su forma a dos mamas.
  26. En este caso Roma tendría por significado "ciudad fuerte"
  27. Liverotti

    .
  28. La hipótesis se creía posible durante la Edad Media pero, salvo por un graffiti encontrado en Pompeya, no está documentada en ningún lugar.
  29. De acuerdo a Marco Terenzio Varrone.
  30. Gabba, 1999, pp. 27-43.
  31. Gabba, 1999, pp. 43-81.
  32. Gabba, 1999, pp. 87-106.
  33. Gabba, 1999, pp. 107-147.
  34. Gabba, 1999, pp. 277-279.
  35. Roma alcanza formalmente el Golfo Pérsico solo entre 115 y 117. Mientras tanto, la frontera oriental estaba representada por el Éufrates y por el desierto siriano.
  36. Gabba, 1999, pp. 303-314.
  37. Gabba, 1999, pp. 315-326.
  38. Gabba, 1999, pp. 326-395.
  39. Gabba, 1999, pp. 413-416.
  40. Gabba, 1999, pp. 396-404.
  41. Gabba, 1999, pp. 419-422.
  42. Gabba, 1999, pp. 428-435.
  43. Gabba, 1999, pp. 447-449
  44. Gabba, 1999, pp. 450-458.
  45. Ferdinand Gregorovius, citado por Rendina, 2007, p. 257.
  46. Rendina, 2007, pp. 257-304.
  47. Rendina, 2007, p. 297.
  48. Rendina, 2007, pp. 304-325.
  49. Rendina, 2007, p. 326.
  50. Rendina, 2007, p. 335.
  51. Rendina, 2007, pp. 404-418.
  52. Rendina, 2007, pp. 419-449.
  53. Rendina, 2007, pp. 449-450.
  54. Rendina, 2007, pp. 453-465.
  55. Rendina, 2007, pp. 491-493.
  56. Rendina, 2007, p. 486.
  57. Rendina, 2007, pp. 527-536.
  58. Rendina, 2007, pp. 537-568.
  59. Rendina, 2007, p. 651.
  60. Rendina, 2007, pp. 654-677.
  61. Rendina, 2007, pp. 677-678.
  62. Rendina, 2007, pp. 679-742.
  63. Rendina, 2007, pp. 743-756.
  64. Rendina, 2007, pp. 756-766.
  65. Rendina, 2007, pp. 822-853.
  66. Rendina, 2007, p. 854.
  67. a b Rendina, 2007, pp. 854-888.
  68. Rendina, 2007, pp. 890-910.
  69. a b Rendina, 2007, pp. 911-938.
  70. Estatuto comunal, capítulo I art. 3.
  71. «Estatutos del Municipio de Roma, Capítulo I, art. I coma 3». Consultado el 14 de julio de 2011. PDF
  72. «Las siete nuevas maravillas». Consultado el 19 de septiembre de 2009.
  73. Touring Editore

    60
    .
  74. «Símbolos de Roma». Consultado el 20 de septiembre de 2009.
  75. «El Palacio del Senado y la Torre Campanaria del Campidoglio». Consultado el 14 de julio de 2011.
  76. Rendina, 2007, p. 23.
  77. En la antigüedad la fundación de Roma era recordada en la enunciación de las fechas en latín, Ab urbe condita, o "desde la fundación de Roma", como fecha de referencia
  78. «Universidades italianas: Roma». Consultado el 5 de junio de 2010.
  79. Giardina

    49
    .
  80. «Las iglesias de Roma ilustradas».
  81. Sgarbi

    177
    .
  82. Ravaglioli

    7
    .
  83. Rendina, 2007, pp. 901-912.
  84. Rendina, 2007, pp. 1301-1306; passim.
  85. Rendina, 2007, p. 802.
  86. Rendina, 2007, p. 1188.
  87. Rendina, 2007, p. 323.
  88. Lozzi Bonaventura, 2009, pp. 27-60.
  89. Lozzi Bonaventura, 2009, pp. 61-69.
  90. Lozzi Bonaventura, 2009, pp. 71-83.
  91. Lozzi Bonaventura, 2009, p. 125.
  92. Lozzi Bonaventura, 2009, p. 122.
  93. Lozzi Bonaventura, 2009, pp. 153-171.
  94. Lozzi Bonaventura, 2009, pp. 133-151.
  95. Rendina, 2007, p. 987.
  96. Rendina, 2007, p. 1292.
  97. «Roma, la ciudad más verde de Europa».
  98. Rendina, 2007, p. 40.
  99. «Departamento de urbanismo».
  100. En junio de 2010, el registro público contaba 2.864.519 habitantes, a los que habría que añadir alrededor de 118.000 residentes que aunque no están registrados en el municipio, viven establemente allí, alrededor de 100.000 estudiantes fuera de sede, 23 000 personas sin residencia fija y 799 residentes en la Ciudad del Vaticano, para obtener un total de 3.106.318 habitantes. Junto con alrededor de 868.000 personas que por motivos laborales, de estudio o por turismo, cotidianamente se encuentran en Roma, la ciudad alcanza la cifra de alrededor de 3.974.318 habitantes; cfr. «Roma, otros tres millones de habitantes».
  101. Cutrufo, 2010, p. 35.
  102. «Dati ISTAT».
  103. Traina-Bernardi Perini

    22-27
    .
  104. Giardina

    40
    .
  105. Del griego ἑκκλησία, asamblea.
  106. Gabba, 1999, p. 359.
  107. Rendina, 2007, p. 247.
  108. Rendina, 2007, pp. 247-248.
  109. Rendina, 2007, p. 1254.
  110. «Museo di Roma in Trastevere». Consultado el 6 de julio de 2010.
  111. «Umberto I».
  112. a b c «Qualità della vita». PDF
  113. «Cartelloni abusivi, lotta a colpi di firme». Consultado el 13 de agosto de 2010.
  114. «Rome suffers attacks by new vandals». Consultado el 13 de agosto de 2010.  (en inglés)
  115. «Urban Scrawl: Rome's Graffiti Pits Artists Against Clean-Up Crews». Consultado el 13 de agosto de 2010. (en inglés)
  116. «Indagine della Sapienza». Consultado el 5 de julio de 2010.
  117. Ayuntamiento de Madrid. «[http://www.madrid.es/portales/munimadrid/es/Inicio/Ayuntamiento/Madrid-Global/Ciudades-Hermanadas/Mapa-Mundi-de-las-ciudades-hermanadas? vgnextfmt=especial1&vgnextoid=4e84399a03003110VgnVCM2000000c205a0aRCRD&vgnextchannel=4e98823d3a37a010VgnVCM100000d90ca8c0RCRD Mapamundi de las ciudades hermanadas]» (en castellano). Consultado el 22 de abril de 2012.

Bibliografía

  • Cutrufo, Mauro (2010). La Quarta Capitale (en italiano). Roma: Gangemi Editore. ISBN 978-88-492-1950-0. 
  • Gabba, Emilio (1999). Introduzione alla storia di Roma (en italiano). Roma: LED. ISBN 88-7916-113-X. 
  • Lozzi Bonaventura, Maria Antonietta (2009). Roma antica. Viaggio nel tempo alla scoperta della città eterna (en italiano). Subiaco: Guide ITER. ISBN 978-88-8177-143-1. 
  • Rendina, Claudio (2007). Roma ieri, oggi e domani (en italiano). Roma: Newton Compton Editori. ISBN 978-88-541-1025-0. 
This page is based on data from Wikipedia (read/edit), Freebase, Amazon and YouTube under respective licenses.
Text is released under the Creative Commons Attribution-ShareAlike License.